Compartir en
Compartir esta receta

Receta de alcachofas a la vinagreta

play
Tiempo de cocción
'
Nº de personas
2
Dificultad
play
Si quieres regalarte un momento de placer o simplemente sorprender a tus invitados con un primer plato diferente, ¡esta receta de alcachofas a la vinagreta es perfecta! Solo necesitas 20 minutos y tendrás un entrante saludable con hortalizas de calidad, sin duda un plato protagonista para tus eventos, ¿una tarde de tapas? ¿o una tarde para disfrutar en familia y con amigos tranquilamente en casa? ¡Tú decides!  Es una receta sencilla y rápida, que combina textura y sabor a partes iguales. ¿Preparado? Vamos a ello. 
'
Tiempo de cocción
2
Nº de personas
Dificultad

Ingredientes

Elaboración

  1. Lo primero que debes hacer es poner los 400 g de las alcachofas Summun de Findus a cocer en agua hirviendo, sin descongelarlas previamente. Déjalas durante 12 minutos.

  2. En un bol, mezcla el agua fría y la harina de tempura. Es necesario que agregues poco a poco el agua a la tempura y revuelvas suavemente hasta lograr una consistencia esponjosa.  

  3. Después de cocerlas: escurre y salpimenta. 

  4. La clave de las alcachofas a la vinagreta es justamente la vinagreta y la variedad de vegetales que la componen. Para hacerla, calienta las verduras en el microondas, a 600W de potencia durante aproximadamente 30 segundos. Hazlo directamente con las verduras congeladas. 

  5. Mezcla las alcachofas con la tempura. Fríelas en aceite bien caliente y, una vez doradas, retíralas y ponlas en papel secante. 

  6. Cuando esté listo, colócalas en una mezcla de 3 cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de vinagre de manzana, pimienta y sal a gusto. Revuélvelas en la vinagreta hasta homogeneizarla.  

  7. Para emplatar, pon primero la tempura en la base y luego, cúbrelas parcialmente con la vinagreta. 

Recomendación del chef

La receta de alcachofas a la vinagreta tiene varios trucos a los que puedes recurrir para hacerle variaciones y sorprender a quien quieras. Si quieres añadirle sabor, puedes condimentar la tempura con especias como el pimentón dulce o la cúrcuma; o incluso agregarle un puñadito de semillas de sésamo para hacerla más crocante. Otra recomendación es dejar las alcachofas reposando en la tempura apenas un minuto o dos, para que se impregnen bien y así tengan una textura más armónica. 

Compartir en
Compartir esta receta