Receta de alcachofas con calabaza

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
2
Dificultad
Receta de alcachofas con calabaza

Esta receta de alcachofas con calabaza es una excelente opción vegetariana, y más si quieres hacer una cena saludable en cuestión de minutos. Gracias a los corazones de alcachofa troceados de Findus – cosechados en temporada, en su mejor momento- puedes disponer de ellas todo el año.

Aprende a elaborar esta versátil receta y disfruta de una sabrosa cena, por ejemplo. También puedes servirlas como una delicada tapa vegetariana, una tarde de otoño. Las alcachofas ofrecen múltiples nutrientes, por lo que son una propuesta ideal para combinar placer y salud a partes iguales. 

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
2
Dificultad

Ingredientes

150 
grs 
Calabaza
4 
uds 
Chalota
1 
diente 
Ajo
Aceite
Limón (opcional)
Sal

Elaboración

  1. Lo primero que debes hacer para elaborar esta receta de alcachofas con calabaza es poner agua a hervir y cocer las alcachofas troceadas Findus, sin descongelar previamente. Déjalas hervir entre 12 y 15 minutos hasta que queden tiernas. Luego, escúrrelas y resérvalas, añadiendo unas gotas de limón para evitar su oxidación. Conserva el agua con la que realizaste la cocción, la usarás luego. 

  2. A continuación, corta la chalota en juliana y sofríela en una cazuela con el aceite y el ajo, previamente cortado en láminas, a fuego medio. Una vez hayan cogido color, agrega la calabaza troceada en dados y mezcla la preparación. Salpimenta a gusto, mejor si es con pimienta blanca molida para darle un toque delicado.

  3. Vierte el caldo de cocción de las alcachofas en la cazuela hasta cubrir la preparación. Déjalo cocer durante 15 minutos. Si lo deseas, puedes agregar especias en este momento, como por ejemplo cúrcuma o romero para realzar el sabor. 

  4. Cuando la calabaza esté tierna, añade las alcachofas y el perejil picado fino. Deja la mezcla a fuego bajo unos pocos minutos más para que tome sabor. El objetivo es que la preparación gane cuerpo. 

Recomendación del chef

Puedes usar la receta de alcachofas con calabaza como una base para otros platos como, por ejemplo, una crema de calabaza. ¡Haz una crema de calabaza hervida, con sal y un chorrito de aceite de oliva! Agrégale las alcachofas cocidas junto al sofrito de chalota y ajo: una deliciosa opción de invierno. También puedes hacer crutones con pan del día anterior, aceite de oliva y perejil, para darle un poco de crocante a esta receta.