Receta de habas con alcachofas congeladas y jamón

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad
Receta de habas con alcachofas congeladas y jamón

En esta receta te proponemos una combinación de habas con alcachofas congeladas con jamón que dará lugar a un sabroso plato que apenas requiere elaboración: es sencillo y gracias a las verduras congeladas de Findus, te ahorrarás tiempo en la cocina sin perder calidad. 

Todos nuestros productos vienen listos para preparar, ya limpios, de modo que tendrás al alcance de la mano alimentos saludables y llenos de nutrientes en cualquier época del año. Atrévete a nuevas combinaciones, prueba esta receta de alcachofas congeladas con jamón: 
Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad

Ingredientes

1/2 
taza 
Vino blanco
50 
grs 
Jamón en tiras
50 
grs 
Harina
Hierbas aromáticas (opcional)

Elaboración

  1. Lo primero que debes hacer para preparar las habas con alcachofas, es hervir agua con una pizca de sal para, posteriormente, escaldar allí las habitas y los corazones de alcachofas troceados. Una vez que estén cocidas y tiernas, escúrrelas y reserva tanto el caldo de cocción como las verduras.  

  2. La receta requiere que los ingredientes estén cortados en cubos pequeños. Pero eso es bien sencillo: simplemente utiliza la cebolla y el ajo congelado y troceado de Findus, y añade una loncha de jamón serrano cortado en tiras. En una sartén a fuego medio, pon un chorro de aceite y sofríe la cebolla, el ajo triturado, el jamón y el vino blanco. Revolviendo lentamente y deja reducir hasta que la preparación absorba el vino. 

  3. Añade a la mezcla la harina y el caldo de la cocción previa de las verduras. La harina hará que la salsa quede cremosa. Será necesario remover lentamente hasta conseguir la espesura deseada (ni demasiado líquida, ni demasiado seca), y tener cuidado con que no se formen grumos. 

  4. Solo queda agregar las habas y las alcachofas, condimentar y salpimentar a gusto. ¡Tu plato ya está lista para servir! 

Recomendación del chef

La receta de habas con alcachofas y jamón tiene pequeños trucos que hacen que varíe para adaptarse a tus gustos. Si añades un ramito de hierbas aromáticas, tu plato tendrá un toque de montaña que queda a la perfección. Si además quieres realzar su sabor y convertirlo en un estupendo primer plato de invierno, añade por ejemplo una pizca de ají de cayena a los corazones de alcachofas con jamón. ¡Te sorprenderá la receta!