Receta de judías verdes con huevo y pimiento

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad
Receta de judías verdes con huevo y pimiento

Las judías verdes con huevo y pimiento son un plato delicioso y, además, se conserva bien para disfrutarlo durante varios días. Te gusten o no las verduras, esta receta es, además de saludable, rápida de preparar. ¡No podrás decir que no!

Atrévete a preparar un exquisito plato de judías verdes con huevo y pimiento, siguiendo estos sencillos pasos:

 
Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad

Ingredientes

200 
grs 
Pimiento morrón
1/2 
unidad 
Cebolla
50 
grs 
Jamón serrano en dados
Caldo de pollo
2 
uds 
Huevos cocidos
Aceite de oliva

Elaboración

  1. Para comenzar, trocea el pimiento junto a la cebolla y pocharlos durante unos minutos a fuego lento, en una sartén con un chorro de aceite de oliva. 

  2. Cuando alcancen un color dorado, añade el jamón previamente cortado en cubos y saltea toda la preparación unos 2 minutos. 

  3. En una cazuela aparte, deberás colocar cuatro tazas de agua y hervir. Llegado el punto de hervor, cuece las judías verdes, sin descongelarlas antes, entre 8 y 10 minutos a fuego moderado. Añade una pizca de sal y unas hojas de laurel.

  4. Mientras, en el mismo recipiente, puedes cocer los dos huevos. Estarán listos a la vez que las judías.

  5. A continuación, retíralas del fuego y déjalas secar. Luego, añade las judías a la mezcla del sofrito de jamón, pimiento y cebolla que dejaste estacionar. 

  6. En la misma sartén, añade una taza y media de caldo de pollo. Cubre la preparación. Deja que todo hierva en la misma sartén, tapada, a fuego moderado.  

  7. Cuando la preparación se haya reducido, el plato estaría listo para emplatar. Añade el huevo cocido cortado en cuartos y salpimienta. Ya tendrías listas tus judías verdes con huevo y pimiento.

Recomendación del chef

Las judías verdes con huevo y pimiento, son muy versátiles para la cocina de cada día. Puede servir como base para una rica tortilla. Para ello deberás reservar lo huevos y batirlos en un bol aparte. Cuando la reducción de toda la preparación con el caldo esté lista, simplemente añádelos y deja freír a fuego suave, primero por un lado y luego por el otro. El tiempo de cocción variará según tu gusto.