Receta de judías verdes con jamón

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
2
Dificultad
Receta de judías verdes con jamón

La receta de judías verdes con jamón es todo un clásico. En Findus hemos buscado la manera de elaborar este plato de forma que sea sencillo y rápido, por eso, hemos preparado esta sencilla receta para que lo disfrutes en cualquier momento.

No necesitarás mucho tiempo, y si te decides por las judías verdes de Findus, además ahorrarás tiempo en la cocina. 

¿Te apetece? ¡Sigue uno a uno estos pasos!

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
2
Dificultad

Ingredientes

2 
Cebolleta
5 
lonchas 
Jamón

Elaboración

  1. El primer paso para elaborar estas judías verdes con jamón, es colocar las lonchas de jamón a tostar en el horno. Para ello, coge una bandeja y coloca papel de horno y, sobre él, las lonchas. Luego, cúbrelas con otro papel de horno y ponlas a cocer durante unos 12 minutos, a 180°C.
  2. Retira las lonchas y resérvalas. Las lonchas deben estar frías.
  3. Mientras, pon agua a hervir para cocer el ingrediente principal de esta receta. Hierve las judías verdes enteras, unos 12 minutos.
  4. En una sartén a fuego lento, pon un chorrito de aceite y dos cucharadas de ajo troceado. Dóralo con cuidado para que no se queme.
  5. Añade la cebolleta picada en dados pequeños, y sofríela durante unos 3 minutos, removiendo suavemente. Añade una pizca de sal para que la cebolla suelte el jugo.
  6. Puedes añadir patatas si te apetece. Para ello, solo tienes que cortarlas en cubos pequeños, aproximadamente de 1cm, y añadirlas al sofrito. Quedarán deliciosas junto a las judías verdes y el jamón.
  7. Añade las judías y deja cocer todo durante unos 15 minutos. Emplata y coloca el jamón picado por encima. ¡Ya tienes listas tus judías verdes con jamón (y patatas)!

Recomendación del chef

Esta receta de judías verdes con jamón es un as bajo la manga. Es ideal para un primer plato, una cena de invierno, pero también puede ser una excelente tapa para acompañar una bebida. Puedes darles un giro y añadir perejil picado. Y si quieres darle un toque crujiente, ¿por qué no fríes las patatas en vez de añadirlas directamente al sofrito?