Receta de judías verdes planas en ensalada

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
2
Dificultad
Receta de judías verdes planas en ensalada

Incorporar verduras a tu dieta cotidiana es una tarea que requiere ingenio, por suerte hay un sinfín de recetas fáciles y rápidas que nos facilitan la vida en este sentido. Nuestra propuesta es sencilla y práctica: esta ensalada de judías verdes suplirá todos tus deseos en poco tiempo.

Disfruta de una deliciosa receta de judías verdes en ensalada y disfruta de un plato nutritivo y fresco siguiendo estos sencillos pasos:

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
2
Dificultad

Ingredientes

100 
grs 
Pimiento verde
250 
grs 
Tomate
3 
cucharadas 
Sala de Soja
Aceite de oliva
Orégano
Romero
Pimienta
Sal

Elaboración

  1. Lo primero es hervir las judías verdes, sin descongelar, con un poco de sal durante 8 - 10 minutos en una olla común, o 1 - 2 minutos en una olla a presión. Resérvalas. Puedes colocarlas en un recipiente con hielo para cortar la cocción. Recuerda: puedes cocerlas al vapor o incluso rehogarlas y reservar para que enfríen.

  2. Mientras tanto, pela, despepita y corta en dados pequeños el tomate. Reserva.

  3. Luego, coge la cebolla troceada en dados pequeños y escalda junto a los pimientos verdes cortados también en pequeños cubos. Para ello necesitarás una olla con agua hirviendo, donde colocarás la cebolla y el pimiento durante muy poco tiempo, con 30 segundos basta. Saca las verduras y déjalas enfriar.

  4. Mezcla las judías, la cebolla, el pimiento y el tomate junto con las especias.

  5. Por último, añade aceite de oliva a gusto, sal y pimienta. Mezcla todo enérgicamente y ¡ya estaría lista tu ensalada de judías verdes!

Recomendación del chef

Esta receta de judías verdes en ensalada se luce gracias a la cebolla y el pimiento verde, que dan a las judías un toque crocante, color y sabor. Como ya estarás imaginando, son innumerables las combinaciones de ingredientes que puedes añadir a esta ensalada de judías verdes. Nosotros te recomendamos que añadas brócoli troceado y escaldado, zanahorias ralladas o incluso, cacahuetes y almendras peladas. Puedes incluir vinagretas con miel y aceto balsámico, o miel y salsa de soja.