Recetas Vegetarianas Rápidas y Deliciosas

Recetas Vegetarianas Rápidas y Deliciosas

Mucha gente cree que una alimentación vegetariana consiste, o bien en comer lo mismo todas las semanas, o bien en una serie de alimentos imposibles de encontrar en el supermercado y recetas con elaboraciones muy intrincadas. Sin embargo, lo cierto es que hay vida más allá de las ensaladas de lechuga y tomate, que con una elaboración muy sencilla te ahorrará tiempo de preparación. Hoy os traemos una serie de recetas vegetarianas rápidas y deliciosas. 

Entre otros alimentos, podréis encontrar lácteos, legumbres, cereales, y huevo en nuestras recetas. Y es que, para no fracasar en la filosofía vegetariana, hay dos pilares fundamentales: lograr que los platos tengan mucho sabor y conseguir un equilibrio de los nutrientes esenciales para nuestro organismo. 

No es necesario ser vegetariano para disfrutar de una dieta sostenible, saludable y deliciosa. Sin embargo, con preparaciones como estas no echarás de menos la carne y el pescado a la hora de sentarte a la mesa. Los platos que veremos a continuación son una pequeña muestra de la gran versatilidad de la cocina vegetariana, con un enorme abanico de recetas y originales presentaciones. ¡Vamos a por ellas! 

Verduras rebozadas

Para empezar con nuestras recetas vegetarianas rápidas y deliciosas, tenemos un entrante ideal para compartir, que hará tanto las delicias de vegetarianos como de quienes también comen carne y pescado.

Son verduras rebozadas, que cuentan con todo el sabor de estos alimentos pero añaden una textura nueva, ya que el interior es suave y el exterior es crujiente. Introduciendo de vez en cuando este punto innovador en tu menú, te costará mucho aburrirte comiendo verduras. 

Puedes emplearlas en una receta de medallones de boniato y quinoa, que son una excelente fuente de fibra, con salsa de yogur. Los medallones los tendrás listos en 15 minutos en el horno y, mientras tanto, puedes ir preparando el resto del plato.

Para acompañarlos puedes optar por un arroz simple, cocido con un poco de laurel y ajo, o por unos brotes tiernos (ya que la combinación de texturas con el crujiente de las verduras es ideal). Para la salsa de yogur solo necesitarás un yogur griego, un diente de ajo rallado, un poco de zumo de limón y sal. 

Veggie bowls

A continuación puedes pasar a los Veggie bowls, que te ayudarán a incluir de una sentada en tu dieta legumbres, verduras y cereales de una manera sencilla y saludable. Concretamente, te proponemos el veggie bowl con bulgur, calabacín y garbanzos. Con estos ingredientes modernos e innovadores, haremos una ensalada fresquita de bulgur y huevo, perfecta para los días más calurosos del verano.  

Para hacerla solo tendrás que preparar el veggie bowl de forma rápida, ya que solo tarda 5 minutos en la sartén. Mientras tanto, deberás poner dos huevos a hervir.

Posteriormente los empanaremos con harina, pan rallado (con perejil y cebollino) y huevo y, de ahí, a la sartén de nuevo dos o tres minutos. Ya solo nos quedará servirlo en el centro de la mezcla de verduras, cereales y legumbres.

¡Tenemos un plato rico y fácil de hacer en menos de 10 minutos! 

Sustitutos de la carne con proteína vegetal

Para redondear estas recetas vegetarianas rápidas y deliciosas, vamos a terminar el menú con un sustituto cárnico ideal, que nos aportará toda la energía que necesitamos sin renunciar al sabor. Esto es gracias a la proteína vegetal del guisante, que hará que nuestro plato sea rico en hierro y proteína. El producto que vamos a emplear para ello es un versátil picadillo vegetal, que es perfecto para acompañar cualquiera de nuestros platos. 

Nosotros lo usaremos para hacer unos pimientos rellenos con tomate. Lo primero es preparar el picadillo Green Cuisine, para lo que tardarás 8 minutos. Después simplemente tienes que rellenar los pimientos, ponerlos en una olla junto a la salsa de tomate y dejarlos cocinar durante 25 minutos. 

Sumando todas las preparaciones, en poco más de una hora habrás hecho todas estas recetas vegetarianas rápidas y deliciosas. Como habrás podido observar, reducir el consumo de carne sin renunciar al sabor es muy fácil y sencillo. Frente a los prejuicios que pueda haber al respecto, los platos vegetarianos no conllevan una preparación compleja, sino que podemos emplear las mismas técnicas culinarias que usamos en nuestro día a día.