Receta de raviolis de carne con salsa de espinacas al limón

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad
Receta de raviolis de carne con salsa de espinacas al limón

Si eres amante de la pasta, esta receta de raviolis de carne con salsa de espinacas al limón estará entre tus preferidas. Atrévete a probar un sabor diferente y prepáralo tú mismo/a fácilmente. Además, si no dispones de mucho tiempo pero aun así, no te quieres privar de esta idea, puedes preparar esta receta con nuestras espinacas congeladas a la crema, y tendrás listo tu plato en menos tiempo. ¡Te contamos paso a paso cómo elaborar esta receta! 
Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad

Ingredientes

500 
grs 
Ravioli de carne
80 
grs 
Ralladura de piel de limón

Elaboración

  1. El primer paso de esta receta es elaborar la salsa para los raviolis rellenos de carne. Para ello tienes dos opciones. Escoge un recipiente apto para microondas, vierte las espinacas a la crema sin descongelar y caliéntalas a máxima potencia (750 W) durante 6 minutos, interrumpiendo la cocción pasados los 3 minutos para removerlas. También puedes cocerlas en una sartén a fuego medio, con un chorrito de aceite de oliva. 

  2. Una vez cocidas las espinacas a la crema, utiliza una batidora de mano para triturarlas y hacer con ellas una salsa. Rectifica de sal y pimienta. 

  3. Coloca una olla con agua y sal a fuego fuerte. Cuando rompa a hervir, pon los raviolis a cocer. Revisa el tiempo de cocción sugerido en el envase para evitar que se pasen.  

  4. Mientras tanto, pica bien fina la piel del limón. También puedes optar por rallarla. 

  5. Cuando los raviolis estén listos, ya es hora de emplatar. Coloca los raviolis en un plato, cúbrelos con la salsa de espinacas a la crema y añade la piel de limón picada sobre la salsa a modo de queso rallado. ¡Ya están listos tus raviolis de carne con salsa de espinacas al limón! 

Recomendación del chef

Los raviolis de carne con salsa de espinacas al limón son, sin duda, son una opción sencilla y sabrosa, pero, eso no significa que no puedas disfrutar de tu propia versión. Si quieres probar otras opciones para aromatizar la salsa, puedes reemplazar las cascaritas de limón por semillas de girasol y sésamo tostadas con una pizca de sal. Las mueles en un mortero y las utilizas a modo de queso rallado, ¡son exquisitas! O, si lo prefieres, puedes optar por raviolis rellenos de ricota en vez de carne. Sea como sea, ¡esperamos que la disfrutes!