Crema de guisantes

Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad
Crema de guisantes

Esta crema de guisantes es una receta tradicional y sencilla de preparar gracias a nuestros guisantes congelados. Puedes servirla en caliente y en frío, así que es una idea perfecta como primer plato tanto en las noches frías de invierno como en los días más cálidos.  

No lo pienses más y sigue leyendo para descubrir cómo se prepara esta crema de guisantes de una forma sencilla y rápida: 
Tiempo de cocción
'
Nº de personas
4
Dificultad

Ingredientes

1 
cucharada 
de harina de maíz
1 
cucharada 
de agua
60 
grs 
de jamón cocido
1 
cucharada 
aceite de oliva
125 
grs 
rebanada de pan de centeno
3 
cucharadas 
de perejil
125 
grs 
de nata fresca
3 
cucharadas 
de vino blanco
1 
cebolla mediana
1 
cucharada 
de ajo
1 
cucharada 
de mantequilla
750 
ml 
de caldo de verduras
jugo de limón
sal y pimienta

Elaboración

  1. Coloca una olla con agua a hervir y cuece los guisantes, sin descongelarlos previamente, durante 7 minutos. Cuando estén listos, escúrrelos. Reserva 4 cucharadas de guisantes. 
  2. En una olla a fuego medio, sofríe hasta dorar el resto de los guisantes, la cebolla troceada en brunoise y el ajo picado fino con la mantequilla. 
  3. Añade el caldo de verduras y deja cocer la preparación durante 8 minutos más.  
  4. Mientras tanto, quítale las cortezas al pan y córtalo en tiras finas, de unos 2 cm de largo. 
  5. Calienta una sartén con un chorro de aceite de oliva, rehoga las tiras de pan hasta dorarlas. Deberás voltearlas con frecuencia para evitar que se quemen. Retíralas y sécalas con papel absorbente. 
  6. Trocea el jamón cocido en dados de ½ centímetro. Reserva. 
  7. Pasados los 8 minutos, añade la nata fresca, el vino y el perejil al caldo. 
  8. En un recipiente aparte, mezcla el almidón con una cucharada de agua. Agrégale esta mezcla al caldo para espesarlo. 
  9. Lleva la preparación a ebullición y, después, tritúrala con una batidora de mano hasta lograr la consistencia de tu crema de guisantes. 
  10. Añade a tu crema los daditos de jamón, un chorrito de jugo de limón, otro de nata y sazona al gusto. 
  11. Emplata en cuencos calentados previamente, y no olvides añadir los picatostes. 

Recomendación del chef

Esta receta de crema de guisantes es un clásico de invierno, pero puedes darle un toque diferente si te apetece. Solo será cuestión de innovar con especias e ingredientes. Lo más fácil que puedes hacer para probar qué versión te gusta más es cambiar el jamón cocido por el ibérico. Ya verás como lucen las virutas de jamón ibérico junto a los picatostes, a la hora de emplatar la crema. ¡Disfruta de tu crema de guisantes! 
Qué opinan nuestros consumidores
Escribe tu comentario
Tus datos
*
*
Tu comentario
Puntúe la receta
*
*
Se el primero en hacer un comentario sobre este producto