Guisantes Salteados con Champiñones

Tiempo de preparación
'
Nº de personas
4
Dificultad
Guisantes Salteados con Champiñones

Los guisantes salteados, en su casi infinita amplitud de posibilidades, son uno de esos platos que todos recordaremos de nuestra infancia. Tan pronto como comenzaba a acercarse la primavera y daba inicio la temporada del guisante, nuestras mesas comenzaban a verse ocupadas por platos como guisantes con jamón, con champiñones, con bacon… las opciones eran casi infinitas. Ahora, para nuestra suerte, no tenemos por qué echarlos de menos durante el resto del año, porque podemos disfrutar de nuestros guisantes superfinos en cualquier momento y en muy poco tiempo. Hoy os proponemos preparar unos guisantes salteados con champiñones, ¿qué os parece? 
Tiempo de preparación
'
Nº de personas
4
Dificultad

Ingredientes

200 
grs 
Champiñones en conserva
3 
dientes 
de Ajo
3 
cucharadas 
Aceite de oliva
1 
Cebolla mediana
Medio vaso  (10 cl.) de agua
Medio vaso (10 cl.) de leche
Pimienta al gusto
Sal al gusto

Elaboración

  1. Comencemos por preparar nuestros guisantes superfinos. Si optamos por una olla común, tan solo tendremos que verter en ella abundante agua y llevarla a ebullición. En cuanto rompa a hervir, echaremos sal al gusto y, acto seguido, los guisantes sin descongelar. Los coceremos entre 4 y 6 minutos. Pasado ese tiempo, los escurriremos y los reservamos. 
  2. En la misma olla pondremos el aceite al fuego y, cuando esté caliente, echaremos la cebolla, que habremos picado en dados, junto con los ajos. Los pocharemos hasta que se ablanden. 
  3. En paralelo, escurriremos y laminaremos los champiñones. Los reservamos. 
  4. Incorporamos los guisantes superfinos a la olla en la que tendremos la cebolla y el ajo pochados. Removemos durante un minuto para que se mezclen los ingredientes. 
  5. Añadimos los champiñones, la leche y una pizca de agua caliente. Rehogamos todo durante otros 3 minutos. 
  6. Salpimentamos al gusto, tapamos la olla y dejamos reposar 4 minutos. 
  7. ¡Listos para comer! 

Recomendación del chef

Si no queremos que la cebolla o los ajos amarguen, cuando vayamos a pocharlos hemos de vigilar especialmente la potencia del fuego que estemos usando y la cantidad de aceite. Aun así, en la mayoría de las ocasiones nos bastará con un minuto para que ambos ablanden sin llegar a amargar, lo cual podría echar por tierra nuestros guisantes salteados con champiñones. 

Si queremos llevar nuestros guisantes salteados al siguiente nivel, tan solo tendremos que conseguir dos lonchas de jamón serrano y cortarlas en taquitos. Estos exquisitos pedacitos los incorporaremos a la olla al mismo tiempo que los champiñones, logrando de este modo que nuestros guisantes superfinos pasen de riquísimos a ¡exquisitos! 

Qué opinan nuestros consumidores
Escribe tu comentario
Tus datos
*
*
* Campos obligatorios
Tu comentario
Puntúe la receta
*
*
* Campos obligatorios
Se el primero en hacer un comentario sobre este producto