¿Qué otras alternativas a la carne y el pescado hay?

¿Qué otras alternativas a la carne y el pescado hay?

En el mundo de la gastronomía, la irrupción más importante en los últimos tiempos ha sido la del llamado mercado “plant based”. Esta tendencia persigue eliminar, o simplemente reducir, el consumo de productos de origen animal, aumentado así el consumo de alternativas a la carne y pescado. Estas alternativas provienen, generalmente, de fuentes vegetales, y la mayoría de estos productos consiguen un resultado muy similar a la carne en cuanto a textura y sabor.

Las razones para buscar alternativas a la carne y el pescado pueden ser muy variadas, y engloban personas con perfiles muy diferentes: aquellos que siguen dietas flexitarianas, vegetarianas o veganas, motivados frecuentemente por cuestiones como la salud, la preocupación animal, o muy frecuente en los últimos años, la sostenibilidad.

Sea cual sea la razón, si estás buscando alternativas a la carne y pescado, una opción muy recomendable son los productos Green Cuisine. Esta nueva gama de alimentos te ayudará a reducir el consumo de productos de origen animal e incrementar el de los vegetales sin renunciar al sabor. Estas comidas van más allá del tofu, el seitán y la soja y se pueden encontrar en cualquier supermercado, sin necesidad de acudir a tiendas especializadas o herbolarios.

Una dieta con menos carne y pescado se puede compensar con una alimentación variada, incluyendo además de verduras, alimentos como cereales, legumbres, semillas o frutos secos. Además, al potenciar estos productos podremos consumir mayores cantidades de fibra, lo que favorecerá un mejor tránsito intestinal. También será más rica en nutrientes esenciales como minerales y vitaminas lo que puede facilitar que presenten menores factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas. (1) (2)

 

(1) García-Maldonado E, Gallego-Narbón A, Vaquero MP. ¿Son las dietas vegetarianas nutricionalmente adecuadas? Una revisión de la evidencia científica. Departamento de Metabolismo y Nutrición. Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN-CSIC). Madrid. Spain. Nutr. Hosp. vol.36 no.4 Madrid jul./ago. 2019

(2) Molina ME, Paz Martín A. Prácticas dietéticas vegetarianas. Implicaciones nutricionales. Ed. Elsevier Vol. 27. Issue 9. Pages 80-86 (Oct. 2008)

La solución: proteínas vegetales 

Una vez que tomamos la decisión de eliminar o reducir el consumo de productos animales, sea por el motivo que sea, siempre nos surge la duda sobre si nuestra alimentación seguirá siendo equilibrada. Para ello necesitamos rediseñar nuestra dieta incluyendo alimentos que compensen aquellos nutrientes que dejamos de consumir, ya que las carnes y pescados son una importante fuente de proteína, este será uno de los nutrientes que tendremos que valorar, aunque no es el único. ¡Recuerda que la combinación de proteínas vegetales, es esencial para conseguir proteínas completas!

Una importante fuente de proteína vegetal son las legumbres. Algunos de los productos de Green Cuisine, por ejemplo, están elaborados a partir de proteína de guisante. Por cada 100 gramos de producto, el picadillo cuenta con 17 gramos de proteína, las albóndigas 16g y las burgers 14g. Esto les convierte en productos ricos en proteínas y que además nos aportan otros nutrientes importantes como la fibra o el hierro y, junto con otros alimentos vegetales (como cereales integrales, frutos secos, semillas, frutas y verduras), te proporcionarán la energía necesaria para el día a día.

 

Además de estos productos, Green Cuisine, también incluye los Veggie Bowls, una gama que te permite incluir más verdura, cereales y legumbres en el día a día de una manera sencilla y saludable. ¡También son fuente de proteína y fibra!

Te animamos también a preparar deliciosas recetas con los productos Green Cuisine como la burger clásica sin carne, fusilli con albóndigas con tomate o pimientos rellenos sin carne con tomate. Con estas recetas vegetarianas, podrás disfrutar de platos exquisitos en muy poco tiempo. Para la primera solo necesitarás un cuarto de hora, mientras que para las dos últimas tendrás que emplear media hora, principalmente por la cocción de las salsas.

Si decides lanzarte a buscar alternativas a la carne y pescado, existen multitud de opciones con las que preparar deliciosas recetas. Lo único que necesitas para garantizar una dieta equilibrada es sustituir esos ingredientes por otras fuentes vegetales de proteínas, minerales y vitaminas mediante una combinación variada de alimentos. Si te animas, estas recetas son una gran opción para no dejar de lado el aporte proteico ni renunciar al sabor.